Ermita de San Roque

Del s. XVIII es una pequeña construcción de planta cuadrada, cubierta con bóveda vaída y con decoración estucada de tipo rococó. El exterior es de mampostería, con portada con arco dintel en forma de arco rebajado, con decoración de flores y rocalla.